El lugar, la gente, y los ideales de donde deducimos nuestra identidad, provienen de nuestra comunidad.  Una conexión fuerte con la comunidad es lo que nos inspira a ayudar a otros y resolver los problemas.

El Santuario en Chimayó, Nuevo México

Irvin trabaja en su telar

La danza “Matachines,” representado en Alcalde, Nuevo México, solo a diez millas de Chimayó

Irvin Trujillo de pie con el telar; mientras su esposa, Lisa, y su hijo, Adam, lo observa

Irvin Trujillo nació en 1955 en Los Álamos, Nuevo México. Actualmente vive en Chimayó con su esposa, Lisa, y sus hijos, Adam y Emily. Chimayó tiene fama por su Santuario, una capilla que muchos creen tiene poderes milagrosos y que puede curar a los enfermos. En la familia de Irvin, la textilería es una tradición. El está orgulloso de ser la séptima generación como maestro tejedor y, continuar con la tradición del abuelo de su tatarabuelo, el primer miembro conocido de la familia Trujillo, quien aprendió a confeccionar los textiles pintorescos que Irvin crea en hoy día.

Fue su padre, Jake Trujillo, quien lo introdujo a la textilería, y lo animó a añadir sus propias invenciones a los diseños de las mantas tradicionales. A sus veinte años, Irvin habia logrado ser un maestro tejedor como su padre. Ambos crearon textiles de calidad excepcional y belleza con orígenes en la tradición textil de Río Grande. Juntos manejaban una empresa textilera la cual hizo Chimayó ser conocido como un centro importante de textil.

Lisa, la esposa de Irvin, también es tejedora. No como su esposo, ella aprendió a tejer siendo adulta. Nacida en San Diego, se trasladó a Los Álamos cuando tenía trece años. A pesar de usar diseños tradicionales Saltillo, ellos han desarrollado un estilo único. Sus tapices innovadores a veces cuentan historias personales y son considerados como bellas artes.

Cuando Irvin era niño sus padres lo llevaron al centro de Chimayó donde miraron la danza “Matachines”, un evento que fue popular en muchas comunidades hispanas de Nuevo México.  Esta danza-drama es representada durante navidad o en algunos pueblos, durante la fiesta (de su) santo patrón. Acompañados por violinistas y guitarristas, los danzarines incluyen La Malinche, la India Mexicana que representa lo bueno; el Toro que representa lo malo; el monarca o Moctezuma, el rey Azteca; y los Abuelos, los que conservan el orden. Los danzarines llevan tocados que parecen a las mitras de los obispos con serpentinas de cinta. 

Años después, Irvin investigó esta danza misteriosa. Creó Buscando La Malinche, una representación que describe como un danzarín posiblemente era visto hace doscientos años. La danza Matachines es también bailada por el Pueblo Indio Tewa y, una versión distinta es representada en los pueblos al sur de Texas. Para algunos, la danza simboliza el triunfo del Cristianismo sobre la religión Azteca, y para otros representa la batalla entre los cristianos y los moriscos. Hay tantas diferentes interpretaciones de la danza como las comunidades que la representan.
Buscando La Malinche, Irvin Trujillo
© 1986 Irvin L. Trujillo
Colección del artista

Badge of Honor
Fachada de la obra Badge of Honor, 33 Broadway, Newark, NJ 1995

En 1975, Pepón Osorio se trasladó de Puerto Rico al Bronx, Nueva York, para continuar con su educación. Después de obtener una maestría en sociología, trabajo como trabajador social en la comunidad Puertorriqueña y también empezó a explorar su herencia Africana.

El no está interesado en hablar a una comunidad pero busca involucrar a la comunidad en su proceso artístico. Pepón dirige las preocupaciones de la gente y las asume como suyas. Considera que es importante presentar las vidas privadas en una manera clara y honesta, sin depender de sentimentalismo o evitando asuntos difíciles como encarcelamientos, familias divididas, honestidad y sueños. 

Badge of Honor (Insignia de Honor) fue encargada por el Newark Museum e inicialmente fue expuesta en el centro de la cuidad, en una zona predominantemente latina. Es un homenaje a los vínculos familiares y una mirada profunda a las múltiples fuerzas sociales que pueden crear conflictos en las relaciones familiares. El mundo de un padre, sugerido por la celda de prisión, está yuxtapuesto con el mundo de su hijo, una habitación de dormir hecha de posesiones materiales con cosas propias de un adolescente. Un equipo de discos láser proyecta imágenes de los dos hombres dentro de sus respectivos ambientes. El artista hizo posible la creación de esta obra de arte con la ayuda de grupos de servicio social. Debido a que fue imposible conversar directamente con ambos personajes, Pepón llevó el equipo de video y un monitor de un lado al otro entre la cárcel y la casa, para grabar las preguntas y las respuestas, las cuales fueron editadas más tarde. A pesar de que la madre está ausente, su influencia se siente claramente; ambos, el padre y el hijo, hacen referencia de ella con gran respeto. Reflejando la realidad de muchas familias contemporáneas, esta mujer invisible mantiene unida la familia.
 
Badge of Honor
Habitación del hijo
 

Aprende más sobre Pepón Osorio »

Explora una obra de arte de Pepón Osorio »

 


María y una estudiante en frente de For Love and Money
©1998. The Tampa Tribune

With Heart in Hand, 1994

María Castagliola utiliza el arte como un recurso cooperativo comunitario. Dando atención a las cuestiones sociales como la violencia doméstica, personas sin hogar, y obligaciones cívicas, ella amejora la calidad de vida de muchos de ellos. For Love and Money (Por Amor y dinero), encargado por el Florida Gulf Coast Museum, fue su primera cooperación comunitaria. Ella explicó el proceso:

Quería colaborar con otro grupo … quería abrir la puerta para los pensamientos de otros. Quería colaborar y decidí que lo que quería hacer era colaborar con alguien que puede aprovechar de esta labor. Así, colaboré con los niños de la escuela secundaria de Carolina del Sur.

María diseñó With Heart in Hand (Con el corazón en la mano), un pasillo de tres cámaras,que se refiere a la violencia doméstica y al maltrato infantil, para mostrar le a los niños que una pequeña contribución de su parte puede hacer una diferencia en su comunidad. Los que visitaron a la escultura fueron animados a que se llevaran uno de los 15,000 corazones coloreados, hechos por estudiantes dentro de las setenta y cinco escuelas secundarias y colegios que participaron.

Nota: Esta cita proviene de las entrevistas con María Castagliola por Andrew Connors en Junio y Julio de 1995.

Aprende más sobre María Castagliola »

Explora una obra de arte de Maria Castagliola »